¡Viaja con nosotros a Tailandia!

Mundo nómada travel Agencia de viajes en tailandia
Pide tu presupuesto ¡A medida y sin compromiso

Hice mi curso de buceo en Koh Tao y te cuento como fue: ¡Inolvidable!

Articulo

Hacía mucho tiempo que tenía en mente iniciarme en el buceo. Sin embargo, incluso viviendo en el Sudeste Asiático, un lugar perfecto en relación calidad-precio, por una cosa o la otra siempre lo había retrasado. Algunos se sorprenderán y otros probablemente os sintáis identificados, pero la razón principal siempre fueron esos miedos y prejuicios relacionados con el peligro en que mi cuerpo pudiera sufrir algún tipo de daño, especialmente con la presión en mis orejas.

Finalmente, gracias a mi amigo Pol y la escuela de Pura Vida en Koh Tao, decidí que había llegado el momento de lanzarse a vivir esta experiencia. Ambos me dieron ese empujón del que les estoy muy agradecido ya que fue, sin duda, una experiencia inolvidable y que estoy seguro repetiré.

Breefing-de-buceo

Escogí bucear en Koh Tao porque había escuchado que era uno de los mejores lugares para aquellos que deciden iniciarse en el buceo. Una isla que ofrece unas condiciones ideales; la temperatura del agua entre 29-30 grados manteniéndose durante todo el año, la calma en sus aguas con poco oleaje o corrientes submarinas, así como ofreciendo muchos y variados puntos de submarinismo. Y, si uno está de suerte, ¡incluso puede llegar a nadar con el imponente Tiburón Ballena!

¿Como fue mi experiencia de aprender a bucear en Koh Tao?

A continuación, os cuento como fue mi experiencia durante 3 días realizando el curso de buceo llamado Open Water en la isla de Koh Tao.

Dia 1: teoría por la mañana y primera inmersión por la tarde

Mi pareja y yo llegamos un día antes a la isla de Koh Tao impacientes para empezar el curso. Al día siguiente, nerviosos, nos presentamos a las 8 de la mañana en la escuela donde nos estaban esperando. Nos dio la bienvenida Jordi, nuestro instructor, y a partir de ese instante supimos que no había marcha atrás, la experiencia había comenzado.

Empezando-a-bucear

Lo primero que hicimos fue rellenar varios formularios de inscripción para acto seguido empezar con la clase teórica. Estuvimos alrededor de 3 horas sentados en clase donde se nos explicaron varios temas relacionados con las normas básicas a seguir, el material y equipo de buceo, conceptos físicos como la densidad o compresión del agua, así como lo que le ocurre fisiológicamente a nuestro cuerpo, etc. Había pasado tanto tiempo después de sentarme en un pupitre delante de un profesor y pensé que se me haría algo aburrido. Sin embargo, las explicaciones fueron de lo más amenas, muy claras y siempre con un toque de humor para quitarle miedo al asunto construyendo una experiencia muy positiva. Desde ese mismo instante, aun no habiendo tocado el agua, empezamos a sentirnos más cómodos y con muchas ganas de empezar a sumergirnos.

Por la tarde, tocaba hacer la primera toma de contacto con el material de buceo y, lo mejor de todo; ¡nuestra primera inmersión! Nos subimos al barco y allí empezamos a familiarizarnos con todo el material y equipo necesario que nos acompañaría durante el curso. Casi todo era nuevo y lo mas importante fue prestar total atención a nuestro instructor para aprender cada detalle. Los nervios estaban a flor de piel y cada vez estábamos más impacientes para saltar al agua.

Saltando-al-agua

Aunque sabíamos que íbamos a flotar al caer en el agua, solo el hecho de ponerte el traje de neopreno, el chaleco con todos los utensilios, las aletas, las gafas y sentir el pesado tanque de aire en tu espalda hace que empieces a sentirte como un auténtico buceador. Llegamos cerca de la playa y con todo el equipo listo saltamos al mar. Nadamos unos metros hasta llegar a una zona donde éramos capaces de andar y después de varias explicaciones y ejercicios prácticos iniciamos nuestra primera inmersión. Nos sumergimos permaneciendo debajo del agua realizando varios ejercicios. Después de varias prácticas nos llegamos a adentrar hasta llegar a unos 5-6 metros de profundidad. Al salir a la superficie nos dimos cuenta que en total habíamos estado mas de 40 minutos sumergidos y se nos había pasado volando. Al subir al barco me di cuenta que había perdido esos miedos y ya tenía ganas de volver a lanzarme al mar.

Llegamos al puerto y nuestro primer día del curso se había terminado dejándonos muy impacientes y emocionados para seguir aprendiendo a bucear.

Dia 2: seguimos con clase teórica y 2 inmersiones hasta 12 metros por la tarde

Por la mañana, nos encontramos en la escuela con nuestro instructor para seguir aprendiendo más conceptos teóricos y prácticos. Por la tarde, otra vez sobre las 13.00, volvimos al puerto para reunirnos con todo el equipo y zarpar con el barco.

Hoy tocaban 2 inmersiones y, en principio, bajaríamos unos cuantos metros más de profundidad. El aprendizaje mientras estábamos en el barco fue constante, especialmente familiarizándonos cada vez mas con todo el equipo de buceo. Nos sentíamos cómodos, motivados y con el nivel adrenalina cargado hasta los topes. 

Bueco-en-Koh-Tao

La primera inmersión la hicimos en el mismo lugar del día anterior, en los “Japanese Gardens” de la famosa isla de Nang Yuan (probablemente una de las playas más bonitas de Tailandia). Allí seguimos practicando y bajamos hasta los 10 metros. Sin problemas, con tranquilidad y lo mejor de todo; sin dolor en mis oídos, uno de mis mayores miedos que había empezado a aprender cómo controlar. Sinceramente nos encantó el estilo de nuestro instructor, pausado y calmado, transmitiendo seguridad y control en todo momento, cuidando de nosotros, pero también dejándonos libertad para empezar a disfrutar buceando en el fondo del mar.

A continuación, nos dirigimos a otro punto llamado “Twins Rocks“. Allí íbamos a por nuestra segunda inmersión donde Jordi nos había dicho que incluso podríamos bajar un poco más de profundidad. Finalmente fueron 12 metros y fue algo espectacular. Descendimos pausadamente por la cuerda donde se amarra el barco y en ningún momento tuvimos otra sensación que no fuera la de seguir bajando excitados e intrigados en lo que nos depararía el fondo del mar. Fue realmente una pasada todos los tipos de peces, coral y en general la vida marina que pudimos contemplar. 

Fondo-marino-Koh-Tao

Algunos aspectos que me parecieron muy interesantes son el lenguaje corporal que uno debe aprender para comunicarse y, principalmente esa estabilidad, calma y armonía que tanto nuestro cuerpo como todo lo que nos rodea uno consigue percibir en el fondo del mar. Un mundo completamente desconocido, al que no estamos habituados y en que cada inmersión te aporta nuevas experiencias.

Dia 3 y último día: 2 inmersiones hasta los 18 metros y examen final

Este es el día en que se mezclan emociones bastante opuestas. Por un lado, esas ganas y emoción de saber que vas a volverte a sumergirte y, esta vez, a más profundidad. Por otro, esa pena de saber que el curso de buceo estaba llegando a su final.

Las dos inmersiones que realizamos en “Shark Island” y “Tanate Bay” empezaron temprano sobre las 7 de la mañana. Uno de los mejores momentos ya que es cuando los peces suelen estar más activos. Nos sentíamos bastante más confiados, con más experiencia, y este día pudimos prestar mucha más atención a todo nuestro alrededor observando toda la vida marina e incluso descubrir un barco en el fondo del mar. ¡Nuestro instructor nos enseñó los tipos de peces, como identificarlos e incluso el lenguaje corporal para saberlos comunicar! La verdad que bajar hasta los 18 metros fue algo inolvidable y solo regresar a la superficie tuvimos claro que en un futuro volveríamos a repetir.

Hacia-adentro

Por la tarde solo nos quedaba realizar el examen tipo test con un total de 50 preguntas. Al haber tenido un buen profesor no fue nada difícil y finalmente recibimos nuestro certificado oficial de Open Water. Una vez terminado el curso uno está preparado para poder realizar submarinismo por su cuenta alquilando el equipo y siempre que vaya acompañado de alguien ya que una de las reglas básicas es que siempre haya un mínimo de 2 personas.

¡La experiencia vivida fue inolvidable y al menos una vez en la vida recomendaría probarla!

Escuela de buceo recomendada: Pura Vida Koh Tao

En Koh Tao hay varias escuelas de buceo en español, podéis investigar un poco por internet y escoger la que más os guste. Si vais con tiempo incluso podéis visitarlas personalmente antes de decidir. De todos modos, si a mí me preguntase un amigo cercano le diría que fuera a la escuela de buceo Pura Vida en Koh Tao ya que el servicio que me dieron fue excelente.

Solo-en-la-nada

La escuela de buceo de Pura Vida nació en la isla de Koh Tao, fundada por 2 viajeros apasionados al mar y el buceo. A día de hoy se ha convertido en la meca y centro de buceo de la isla de Koh Tao, principalmente para la gran mayoría de españoles que vienen de viaje a Tailandia. Es raro que uno llegue a la isla con la idea de realizar un curso de buceo y no conozca la escuela de Pura Vida. Tienen 2 centros de buceo; el principal que se encuentra en la misma calle cerca del puerto cuando uno llega con el ferry y donde cuentan también con algunas habitaciones para hospedarse, así como un restaurante de comida española llamado “La Latina” donde uno se siente como en casa. La otra, en la zona tranquila de Chalok al sur de la isla.

Os recomiendo muy encarecidamente a nuestro instructor llamado Jordi Berdolet, a quien podéis también contactar directamente.

Además, a parte de la isla de Koh Tao también tienen abiertas otras escuelas en Tailandia (isla Koh Phi Phi, isla Koh Lipe), en Bali y en México. En todas ellas con atención personalizada en español e inglés.  Suelen asignar un instructor para un rango de entre 1 – 4 personas que, comparado con la práctica habitual y oficial (8 personas por instructor) ofrece un alto valor añadido en la calidad del servicio.

El personal y los instructores lo disfrutan, lo viven y lo llevan dentro haciendo de su lema una realidad; ¡Pasión bajo presión!

Consejos prácticos antes y después del curso de buceo:  

Bucear es una actividad de deporte accesible para todo tipo de públicos. Solo se requiere tener un mínimo de habilidad para nadar y cumplir unos requisitos conductuales antes, durante y después de la actividad que uno puede perfectamente aplicar:

Buceando-en-Koh-Tao
  • Controlar el consumo de alcohol.
  • No viajar en avión durante las 24 horas después de haber finalizado.
  • Tomárselo en serio prestando plena atención al instructor y, lo más importante, tener respeto tanto a la actividad en si como al mundo que vamos a descubrir.
  • Tener un estado físico apto. No es necesario ser un atleta, pero es importante ser una persona sana y activa. En la misma escuela os aplicaran un test con varias preguntas para evaluar el estado que no haya inconvenientes.

Mejor época para bucear:

  • Si nos basamos en el clima entonces los mejores meses son los de veranos, de junio a agosto. Ausencia de lluvias, el agua esta mas calmada y mucho mas clara. Sin embargo, diría que el inconveniente es que es la época en que os vais a encontrar más gente tanto en la isla como buceando.
  • Según los instructores nos recomendaron los meses de marzo/abril/mayo ya que el estado del agua mejor respecto a los meses anteriores, está más transparente y menos turbia. Aunque quizás no se trate de la mejor época en cuanto al clima, podréis disfrutar de la isla con menos gente y bucear con grupos mas reducidos.

Realizar el curso con grupos reducidos. Aunque el reglamento oficial estipula un máximo de 8 personas por instructor, lo ideal es no sobrepasar las 3-4 personas por instructor. Esta es la filosofía de la escuela de Pura Vida.

Contratar un fotógrafo privado: puede ser una muy buena idea para aquellos que quieran llevarse un bonito recuerdo. ¡Las fotos que os harán son realmente para enmarcar!

Nota aclaratoria: Mundo Nómada no obtiene comisiones por cliente de parte de Pura Vida, es por eso que no os pedimos que nos mencionéis ni os ponemos ningún cuestionario para contactar con ellos, sino que os invitamos a hacerlo directamente desde su web. Eso no significa que estemos en contra de obtener comisiones recomendando servicios de calidad, al contrario, nos parece una práctica justa y ética siempre y cuando uno recomiende lugares de calidad. ¿Por qué no lo hacemos? Pues por la misma razón que no veréis publicidad en esta web de otra cosa que no sean nuestros propios servicios de viajes a medida por Tailandia y el Sudesde Asiático. Somos un receptivo en Bangkok y nos ganamos la vida suficientemente bien organizando excursiones y viajes en castellano, como para no tener que poner publicidad en este blog ¡Un saludo!



¿Tenéis dudas? Leed esto antes de comentar:

A pesar de que intento responder todas las dudas expresadas en los comentarios, a veces no puedo. Si queréis hacerme alguna pregunta, la manera más directa es vía twitter: @Mundo_Nomada. También podéis plantearla en nuestro Grupo de Facebook de Viajeros por Tailandia y el Sudeste Asiático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *