¡Viaja con nosotros a Tailandia!

Mundo nómada travel Agencia de viajes en tailandia
Pide tu presupuesto ¡Viaja con Nosotros a Tailandia!

10 motivos para Viajar a Vietnam

Articulo

Viajar a Vietnam es siempre una buena idea ya que, además de ser un país con una infinidad de lugares bonitos e interesantes, Vietnam es uno de los países más variados de todo el Sudeste Asiático, y ello lo convierte en un destino adecuado para todo tipo de viajeros.

¿Ahí donde viajas te gusta mezclarte con la población local y tomar el pulso de las calles? Los vietnamitas hacen muchísima vida en la calle, por lo que callejear, comer en los restaurantes locales y visitar sus mercados es siempre una experiencia entretenida e interesante.

¿Te gusta descubrir la historia y cultura del país donde viajas? Viajando por Vietnam verás tantos lugares de interés cultural e histórico que harían falta varios meses sólo para visitar los más destacados.

→No te pierdas nuestra Guía de Vietnam

 

¿Te gusta incluir en tus viajes algunos días de relax junto al mar? Nada mejor que hacer un crucero por la increíble Bahía de Halong, disfrutar de la preciosa población costera de Hoi An y pasar unos días en alguna de las muchísimas playas e islas de Vietnam. ¡Con una buena planificación, Vietnam nunca defrauda al viajero!

A continuación os cuento con detalle cuáles son los principales 10 motivos para viajar a Vietnam bajo mi punto de vista. Y si os quedáis con ganas de más, echad un vistazo a nuestro artículo sobre qué ver en Vietnam.

Viajar a Vietnam por sus paisajes

Viajar a Vietnam

Pocos países hay en el mundo que permitan ver una diversidad de paisajes tan grande como Vietnam, y este es uno de sus principales atractivos. En Vietnam hay montañas selváticas, enormes extensiones de arrozales –en llanuras aluviales y en fotogénicas terrazas de zonas montañosas–, una larguísima costa de más de 3000 km –con playas, islas y acantilados–, espectaculares formaciones kársticas en regiones tanto terrestres como marítimas –incluyendo la famosa Bahía de Halong–, y también la cueva más grande del mundo, el Delta del río Mekong… ¡y, aunque menos conocido, en Vietnam hay incluso un pequeño desierto!

Las montañas kársticas, recubiertas por densa vegetación selvática y con formas tan inverosímiles que parece que hayan sido esculpidas, son sin duda una de las imágenes más icónicas de Vietnam, y crean paisajes de aquellos que no se borrarán de la memoria del viajero. Los paisajes kársticos se pueden encontrar en muchas zonas de Vietnam, incluyendo la Bahía de Halong, la provincia de Ninh Binh, y la mayoría de sus zonas montañosas y Parques Nacionales, o sea que tienes asegurado disfrutar de ellos durante tu viaje.

Por la comida vietnamita, ¡una delicia!

Comida Vietnamita

Viajar a Vietnam y no empaparse de su rica cultura gastronomica es casi un pecado. La comida vietnamita es simplemente deliciosa, incluso las opciones más económicas, y suele gustar incluso a los viajeros con paladares menos aventureros. Los platos más típicos y conocidos, como la sopa de fideos pho o los rollitos –crudos o cocidos– son una opción que se encuentra en todas partes y deja a todo el mundo satisfecho, pero la gastronomía vietnamita tiene un montón de platos menos conocidos e igualmente deliciosos. La variedad de ingredientes es enorme, y a pesar del papel central del arroz y sus productos derivados, se come una gran variedad de verduras y hortalizas, mucho marisco y pescado –¡que por algo tiene Vietnam más de 3.000 km de costa, además del Delta del Mekong!–, todo tipo de carnes –de las más convencionales a las más exóticas– y una deliciosa variedad de dulces y frutas tropicales.

De vez en cuando es una buena idea dejar a un lado las recomendaciones de las guías de viaje y dejarse guiar por el olfato: cuando veas un puesto de mercado o un pequeño restaurante realmente concurrido por la población local, ten por seguro que ahí se cuece algo interesante, y bien merece darle una oportunidad: es muy probable que de esta manera descubras las comidas más memorables de todo tu viaje.

Mi plato vietnamita favorito es el Nem Nuong, y consiste en salchichas de cerdo asadas a la parrilla, que cada cual corta en pedacitos, mezcla con fideos de arroz, hierbas aromáticas y hortalizas, envuelve en forma de rollito con una fina lámina de papel de arroz, y moja en salsa de cacahuete antes de pegarle bocado… ¡una auténtica delicia!

En este enlace te contamos sobre la comida vietnamita con mucho más detalle.

Por el carácter de los vietnamitas

Chica de Vietnam

El carácter de los vietnamitas es para mí uno de los puntos fuertes de viajar por Vietnam –la verdad es que observar las peculiaridades en el modo de actuar me parece siempre uno de los aspectos más estimulantes de viajar a cualquier lugar–.

Al hablar de cualquier país las agencias de viajes suelen recurrir al tópico de decir que sus gentes son simpáticas y acogedoras… Y aunque es cierto que viajando por Vietnam me he encontrado con gentes muy acogedoras, obviamente no todo pueden ser sonrisas, y en otras ocasiones también he encontrado indiferencia, intentos de engaño y cierta rudeza. ¡Pero a pesar de ello el carácter vietnamita me sigue gustando especialmente! Muchos viajeros y expatriados coinciden en describir el carácter vietnamita como orgulloso, activo, astuto, trabajador y con sentido del humor, y al igual que sucede en el resto de países de la región, son comunes los rodeos e indirectas para evitar la confrontación o las situaciones que se perciben como embarazosas.

Seguramente durante tu viaje a Vietnam experimentes tanto los aspectos más amables del carácter vietnamita –un trato acogedor y abierto, conversaciones distendidas y con sentido del humor–, como los menos amables –cierta rudeza en el trato y algún intento de engaño–, pero al fin y al cabo todo ello forma parte de la experiencia del viaje.

Por la historia de Vietnam que late en todas partes

Estatua de Vietnam

Vietnam es un país con una historia apasionante, y lo mejor es que casi todos los lugares que se visitan –incluso en las rutas más típicas– permiten adentrarse en episodios fascinantes de la historia del país.

La Segunda Guerra Indochina –más conocida en occidente como la Guerra de Vietnam… aunque en Vietnam se conoce como la Guerra Americana– ha dejado sus huellas por todo el país, y se puede conocer con la visita del Museo de la Guerra de HCMC, la visita de los túneles de Cu Chi y Vinh Moc, los estragos que los bombardeos causaron en la Ciudadela de Hue, o simplemente en el carácter tan distinto de las dos ciudades antes enfrentadas: la tradicional Hanoi y la abierta Saigón. Viajar a Vietnam es sinónimo de horrorizarse con las atrocidades que se cometieron durante sea larga guerra.

Las huellas de la época colonial francesa se pueden ver también por todo el país, desde los numerosos edificios coloniales de Hanoi, Saigón o Dalat, hasta las influencias culinarias en forma de baguettes, queso y café. Se puede viajar en el tiempo viendo la forma de vida tradicional de las etnias de las montañas, visitando capitales imperiales antiguas –como Hoa Lu– o más recientes –como Hue–, o paseando por el antiguo puerto comercial de Hoi An –que fue uno de los más importantes del sudeste asiático y recibió influencias chinas, japonesas, indias y europeas–. ¡Cada rincón de Vietnam está impregnado de historia!

Hace unos años me propuse encontrar un libro de historia general de Vietnam, y la búsqueda fue mucho más difícil de lo que esperaba, ya que la inmensa mayoría de libros editados en inglés se centran sólo en una misma breve fase de la historia de Vietnam: la guerra de EEUU contra Vietnam. Finalmente encontré un libro de historia general de Vietnam en inglés, que por si te interesa  se llama A Story of Vietnam, de Truong Buu Lam, editado en 2010 por Outskirts Press.

Viajar por las montañas de Vietnam

Etnias de Vietnam

Situadas tanto en el extremo norte como resiguiendo las fronteras de Laos y Camboya al oeste, las montañas de Vietnam son para mí un lugar muy especial, ya que ofrecen paisajes naturales increíbles, son el hábitat de grupos étnicos minoritarios, y son –en general– zonas con escaso desarrollo turístico.

  • Paisajes y naturaleza: los paisajes de las montañas y sus arrozales en terrazas son sin duda una de las imágenes más icónicas de Vietnam. Además, la mayoría de Parques Nacionales de Vietnam se encuentran en regiones montañosas, como es el caso del Parque Nacional de Ba Be o el Parque Nacional de Phong Nha-Ke Bang, ambos absolutamente espectaculares.
  • Grupos étnicos: las regiones montañosas de Vietnam son el lugar donde vive la gran mayoría de las aproximadamente 50 minorías étnicas que hay en el país, y por lo tanto la visita de las montañas no es sólo una ocasión para disfrutar del paisaje y practicar el senderismo, sino también para conocer las culturas minoritarias del país. Los principales mercados de las montañas, como el mercado de los domingos de Bac Ha, son una de las mejores oportunidades para conocer la enorme diversidad étnica de Vietnam.
  • Poco turismo: la gran mayoría de viajeros que visita la región montañosa del norte de Vietnam se concentra en el mismo lugar, Sapa, y ello hace que el lugar esté a menudo excesivamente saturado –aunque si se visita con la estrategia correcta sigue mereciendo muchísimo la pena–, pero las regiones montañosas de Vietnam son muy extensas, y cuando uno se aleja de Sapa la presencia de turistas cae drásticamente, aunque obviamente para llegar a zonas más remotas hay que destinar más tiempo de transporte.

Aquí os dejamos una ruta de 8 días por el norte de Vietnam.

Por la vida en las calles de Vietnam

Chicos jugando

Gran parte de la vida de los vietnamitas transcurre en la calle, y ello permite que el viajero se pueda pasar el día entero callejeando arriba y abajo por las ciudades de Vietnam sin dejar de presenciar escenas interesantes… aunque es cierto que para disfrutar de la experiencia primero hay que familiarizarse con ciertas incomodidades.

En las zonas más concurridas e interesantes a menudo parece no haber ningún espacio destinado al peatón: las estrechas aceras se conciben como extensiones de las casas y comercios, de modo que están constantemente bloqueadas por mercancías, mesas y sillas de pequeños restaurantes, tiendas ambulantes, etc., y no queda más remedio que sortear estos obstáculos bajando a la calle… donde suele haber un tráfico infernal y los vehículos raramente se detienen para dejar paso a los peatones.

Pero no debes dejarte vencer por esta descripción algo descorazonadora, ya que la verdad es que al cabo de un rato uno le coge el truquillo, y el placer de observar el bullicio humano es mucho mayor que las incomodidades, sin olvidar que hay muchas cafeterías, restaurantes y bares donde hacer un merecido alto en el camino y reponer fuerzas.

Por las playas de Vietnam

playa de Vietnam

Las playas no suelen ser la principal razón por la que viajar a Vietnam dado que, la abrumadora variedad de atractivos que tiene Vietnam, las ha relegado un poco a segundo plano. A pesar de no tener la miríada de islas tropicales de otros destinos cercanos como Tailandia y Filipinas, en la larguísima costa vietnamita ¡de más de 3000 km! hay un montón de playas realmente espectaculares, y lo mejor es que la gran mayoría de ellas no tienen infraestructuras desarrolladas para el turismo, de modo que en Vietnam puedes encontrar una cantidad interminable de playas para disfrutar casi para ti sólo.

Ello no quita que, además de estas playas más desconocidas, en Vietnam hay también algunos destinos de playa muy populares y desarrollados para el turismo, como Da Nang, Nha Trang, Mui Ne y la isla de Phu Quoc. Y para quien desee una opción más exclusiva, en Vietnam se encuentran las islas de Con Dao, un pequeño archipiélago realmente paradisíaco que extrañamente recibe más bien poco turismo. ¡Vietnam tiene playas para todos los gustos!

Por los mercados vietnamitas

Mercado de Vietnam

Los mercados, como sucede en todas partes, son un lugar excelente para tomar el pulso de la vida local y ver la interacción entre los lugareños. En Vietnam hay mercados de todo tipo, incluyendo:

  • Grandes mercados urbanos como los de Dong Xuan (Hanoi) o Ben Thanh (HCMC), donde se veden productos de todo tipo, y son un buen lugar donde el viajero además de curiosear puede hacer algunas compras.
  • Mercados de poblaciones montañosas como el de Bac Ha, que reúnen a personas de distintos grupos étnicos locales, y que, a pesar de que en algunos de ellos hay secciones de productos  enfocados al turismo –sobre todo textiles–, son auténticos mercados locales donde el viajero podría pasarse la mañana entera deambulando sin aburrirse un solo segundo.
  • Mercados flotantes del Delta del Mekong, como los de Cai Rang y Phong Dien, que el viajero puede visitar a bordo de una embarcación para observar el increíble espectáculo de una enorme cantidad de barcos que venden e intercambian sus mercancías sobre el agua.

En cualquier caso, lo mejor es ir sin prisas y deambular dejándose llevar por la intuición y la curiosidad. En pocos lugares encontrarás escenas tan memorables como en un mercado vietnamita.

Por su delicioso café

cafe de Vietnam

Uno de los descubrimientos que la gente suele hacer al viajar a Vietnam es su café. Muchos son los que se llevan bolsas de café vietnamita, y su clásico vaso para prepararlo, de vuelta a su país. Y es que Vietnam es el segundo productor mundial de café, y un auténtico paraíso para los cafeteros. Más allá de poder tomar cafés de estilo italiano en las cafeterías y restaurantes internacionales, podrás catar algunas de las especialidades locales más populares, como el café con leche condensada –con o sin hielo–, otras más exóticas como el café con leche de coco, con yogur o con yema de huevo, y algunas todavía más exóticas como el café de “civeta de las palmeras”, elaborado con los granos de café digeridos y excretados por esta especie de pequeño mamífero… ¡uno de los cafés más ricos y más caros del mundo!

¿Y por qué no? También su cerveza

cerveza de Vietnam

Vietnam es un país cervecero, y ello es una gran noticia para muchos viajeros –¡entre los que me incluyo!–. Además de botellas de marcas locales como Saigon, 333 o Hanoi, así como conocidas cervezas internacionales, en las principales poblaciones empieza a haber una cierta afición por la cerveza artesanal –especialmente en HCMC–.

Pero lo más llamativo son los establecimientos de lo que en vietnamita llaman bia hoi: se trata de una cerveza de barril suave –alrededor de 3% de alcohol– elaborada artesanalmente en el mismo día, sin conservantes ni aditivos. Es una costumbre que se adoptó hace unas pocas décadas, pero se ha hecho increíblemente popular, y hoy en día los sencillos puestos de bia hoi, que son poco más que unas pocas mesas de plástico y pequeños taburetes en medio de la acera,  se encuentran en todas las poblaciones del norte de Vietnam.

Sin duda hay cervezas mucho mejores que la bia hoi, pero la experiencia de tomarla en un auténtico puesto local y contemplar como la vida callejera fluye a tu alrededor es una experiencia imbatible.

Si te decides a viajar a Vietnam y deseas hacer un viaje organizado con agencia, puedes contemplar la opción de hacerlo con nosotros, ya sea en un viaje privado a medida completamente adaptado a tu gusto, o en un circuito en grupo como nuestro Viaje a Vietnam de 15 días. Haremos todo lo posible para asegurarnos de que tu viaje sea una experiencia única y memorable. Y si te decides a viajar a Vietnam por tu cuenta, puedes empezar por:



¿Tenéis dudas? Leed esto antes de comentar:

A pesar de que intento responder todas las dudas expresadas en los comentarios, a veces no puedo. Si queréis hacerme alguna pregunta, la manera más directa es vía twitter: @Mundo_Nomada. También podéis plantearla en nuestro Grupo de Facebook de Viajeros por Tailandia y el Sudeste Asiático

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *