¡Viaja con nosotros a Tailandia!

Mundo nómada travel Agencia de viajes en tailandia
Pide tu presupuesto ¡A medida y sin compromiso

Volviendo a Nepal con nuestros hijos después del terremoto

Articulo

Bet e Igor son dos amigos míos que llevan varios años viviendo en Bangkok junto a sus dos piezas, Jan (5 años) y Eneko (7 años). Bet nos cuenta en este artículo su experiencia volviendo a Nepal en abril de 2016, justo un año después de su última visita y del terremoto que afectó al país de las montañas. #NoteOlvidesdeNepal

En abril de 2015 visitamos Nepal con nuestros hijos, la tieta y el osaba. Lo pasamos genial y volvimos a Bangkok cargados de recuerdos y con ganas de volver algún día a ese maravilloso país. Cinco días después la tierra temblaba, algunos de los paisajes visitados se desdibujaban y algunas de las sonrisas capturadas se borraban, nuestro corazón se encogía y nos llenaba la certeza que ahora, sí o sí, volveríamos pronto a Nepal.

Durbar-Square-Katmandú-2

Un año después, este abril de 2016, hacíamos maletas de nuevo para regresar a Nepal sabiendo que pisaríamos una tierra que aún se estaba curando las heridas del temblor y arrastraba el dolor de un bloqueo de cinco meses que le ha privado de bienes básicos y de recursos para recuperarse.

¿Era una locura volver con los niños ahora a Nepal? ¡Para nada!

Sí, el país está frágil y la tierra puede temblar de nuevo, pero nadie sabe cuándo ni cómo y las cosas del azar no nos pueden impedir el paso. Sí, van escasos de recursos (antes también), pero si los turistas no vamos su economía no se activa. Y sí, están jodidos y unos muchos rejodidos, pero son gente muy muy fuerte que lucha a diario para seguir adelante. Pero ante todo sí: ¡Esa tierra sigue siendo preciosa!

Ir ahora era una oportunidad para enseñar a nuestros hijos que la vida a veces también se derrumba pero que hay que volver a levantarse para seguir y que, si nos ofrecen la mano siempre, siempre, es más fácil levantarse de nuevo. Por supuesto no hemos perdido el norte como padres y nos aseguramos antes de ir que el país seguía siendo seguro y visitable en familia. Y así es.

Aterrizamos en Katmandú el día 6 y nos encontramos la misma ciudad que habíamos dejado atrás hacia un año, igual de polvorienta, caótica y encantadora, aunque se le añadía que algunos rincones de su paisaje se dibujaban con ruinas y vigas de madera sosteniendo frágiles estructuras y había más manos pequeñas que ya no sostenían lápices de colores.

Katmandú después del terremoto

Katmandú

Nuestra primera parada fue Thamel, esta zona no estuvo demasiado afectada por el terremoto así que está prácticamente igual que el año pasado y aunque se nota la bajada del turismo, sigue siendo una área estresante si tu objetivo no es hacer compras o gestionar alguna excursión. Así pues aunque decidimos alojarnos aquí, nos escapamos a otros rincones de la ciudad. La zona entre Thamel y Durbar Square sigue siendo mucho más interesante para ver el día a día de su población y pasearse por sus tiendas y mercados mientras te acercas a Durbar.  En esta área sí se pueden ver algunas casas apuntaladas y algunas pocas derruidas pero la vida sigue con total normalidad. Cuando fuimos a Durbar Square íbamos mentalizados de encontrarnos un paisaje desolador, y quizás porque nos pusimos en lo peor, nos alegramos de ver que estaba mejor de lo que nos imaginamos.

Es obvio que la zona se ha visto muy afectada por el terremoto y parte de sus espectaculares edificios se han desplomado o se encuentran apuntalados para que no se caigan, pero sigue resultando un sitio de visita obligada. La zona está más o menos limpia de escombros, pero no se ve mucho movimiento para su reconstrucción (sobre los problemas de reconstrucción podéis leer más en este artículo de El País).

Al día siguiente nos acercamos a Pashupatinath y a Boudhanath, no están muy alejados uno del otro. El templo de Pashupatinath se mantiene intacto y por ahí se pasean los mismo Sadhus que el año anterior mientras se llevan a cabo las cremaciones. Hay quienes dicen que el templo no sufrió daños tras el terremoto por una intervención divina, pero parece que se debe más bien a sus características estructurales.

Boudhanath

Boudhanath2

Camino a Boudhanath el paisaje se nos dibujó peor, las casas derruidas eran más frecuentes y entrar en Boudhanath nos encogió el estómago, su impactante stupa no está, la cubren los trabajos de reconstrucción que, aquí sí, se están llevando a cabo. Aun así la espiritualidad sigue flotando en el aire y andar alrededor de ella al lado de los budistas tibetanos sigue siendo una gran experiencia.

Volviendo a Pokhara a hacer el Trekking del Poon Hill

Amanecer-Poon-Hill
Después de unos días por Katmandú nos escapamos a Pokhara, el año anterior sólo hicimos una mini excursión a Sarangkot con los pequeños y este año nos apetecía probar con un trekking un pelín más complejo. La zona de Pokhara no se vio demasiado afectada por el terremoto y en la zona de Lakeside siguen construyendo guest-house como setas, eso sí, notamos una fuerte bajada del turismo, restaurantes donde el año pasado era difícil conseguir mesa este año estaban vacíos.

Pokhara

Familia-en-Nepal

Nuestra idea era hacer un trekking de 4 días a Poon Hill, pero el efecto masala causó estragos en las tripas de nuestro pequeño y tuvimos que hacerlo en 3, y sí, fue posible que nuestros pequeños de 5 y 7 años subieran a 3200 metros de altura por ellos mismos y disfrutaran de los maravillosos paisajes.

Bhaktapur: Desolador, pero con esperanza

Bhaktapur2

A la vuelta de Pokhara hicimos parada en Bhaktapur, una de las ciudades más bonitas de Nepal. Bhaktapur sufrió demasiado cuando la tierra tembló, sus zonas más turísticas están tocadas, sobre todo Durbar Square (se llama igual que la de Katmandú), aunque siguen siendo preciosas y llenas de vida. Lamentablemente cuando metes la nariz en los interiores o te pierdes por sus callejones el paisaje es desolador. Podríamos describir escenas de una tristeza infinita, pero nos quedamos con la ilusión con la que el propietario de The Peacock Shop nos enseñaba los trabajos de reconstrucción de su fábrica y su casa, y la alegría de las festividades de año nuevo que se respiraba por todos lados.

Bhaktapur3

Bhaktapur4

Los últimos días decidimos instalarnos en Patan, el año pasado nos quedamos con ganas de más y nos parece una zona mucho más tranquila para estar con los niños que Thamel. Patan también tembló y se derrumbaron algunos de los preciosos templos de Durbar Square, los cuales siguen esperando entre vallas a ser reconstruidos, y aunque no se ven muchas casas derruidas, hay demasiadas que se sostienen apuntaladas entre vigas. Aun así sigue siendo un encantador lugar para sentarse junto a los nepalís a charlar y ver la vida pasar mientras se pone el sol.

Patan

Patan3

¿Por qué deberíais ir o volver a Nepal?

#NoteOlvidesdeNepal

¿Por qué visitar Nepal? Porque es un país maravilloso donde uno puede encontrar todo lo que un viaje, a nuestro entender, deber tener. Nepal te ofrece unos paisajes espectaculares que no vas a encontrar en ningún otro rincón del mundo, una riqueza cultural que te hará remover las tripas y te llenará de espiritualidad aun siendo de lo más agnóstico, una especiada gastronomía que te llevará por sabores desconocidos y te despertará más de una sonrisa y, sobre todo, te permitirá conocer gente maravillosa siempre dispuesta a compartir una rato de risas y charla contigo para saber más el uno del otro.

¿Y por qué visitarlo con niños pequeños? Por todo lo dicho y los aprendizajes que ello conlleva; por enseñarles en la práctica el significado y la importancia de la palabra resiliencia; para que aprendan que la vida se dibuja de muchos colores, no siempre brillantes y alegres, y que a veces los otros necesitan de tu pincel para darle luz al gris; porque tendrás la oportunidad de hacer un trekking que es siempre fuente de aprendizajes; y porque viajar en familia es siempre una gran oportunidad de crecer compartiendo. ¿Y por qué visitarlo ahora? Porque la gente buena siempre se merece lo mejor y Nepal está cargada de gente buena que necesita hoy del turismo para sobrevivir.

Vídeo de su viaje por Nepal

Algunos Consejos para familias con pekes:

  • Aunque Thamel no resulta la zona más cómoda para estar con niños (des de nuestra opinión es mejor instalarse en Patan o Boudha) en la zona tenéis diferentes restaurantes con patios interiores donde los niños podrán estar a sus anchas; en la calle Chaksibari Marg hay la librería Pilgrims que en su primer piso tiene una zona de niños donde podéis encontrar libros de Nepal para colorear y cuentos de aventuras en el país; si necesitáis un poco de relax os podéis escapar al Garden of Dreams que, aunque hay que pagar entrada, puede ser un buen lugar para los niños.
  • La mayoría de trekking’s cortos y accesibles para los niños se podrían hacer sin guía, pero nosotros recomendamos llevar guía: primero porque te da tranquilidad, si el guía tiene experiencia sabrá ver si tus hijos van bien o no y si pasa cualquier cosa sabrá como actuar; y segundo porque es una gran oportunidad para conversar y conocer mejor la cultura del país.
  • Pokhara puede resultar excesivamente turística, pero en sus alrededores hay pueblos donde podéis encontrar hotelitos ideales para descansar en familia y disfrutar de la espectacularidad de los Himalayas, a nuestros hijos les encanta Astam y su Annapurna Eco-village.
  • Nepal sufre de corte de suministro eléctrico a diario y escaso acceso al agua potable, si a eso se le suma la bajada del turismo nos encontramos que muchos restaurantes no disponen de condiciones óptimas para conservar los alimentos, así que para evitar males estomacales mejor comer en sitios donde haya movimiento de gente.
  • Viajar a Nepal nos ofrece una buena oportunidad de poner en práctica un turismo responsable, solidario y sostenible en familia. Sin entrar en voluntariados que pueden requerir tiempo, y a parte de nuestra propia actitud y la que inculquemos a nuestro hijos, existen múltiples iniciativas que son respetuosas con el medio ambiente y la sociedad local o que están ligadas a proyectos solidarios. Anotamos algunas que a nosotros nos gustan, aunque seguro que hay más: 3 Sisters Adventure Trekking, Annapurna Eco-village, A Shop with a Story, The Life Story Resort, Women’s Skills Development Organization Nepal.

En el siguiente artículo encontraréis más consejos para viajar a Nepal.

Pokhara2

Untitled-2



¿Tenéis dudas? Leed esto antes de comentar:

A pesar de que intento responder todas las dudas expresadas en los comentarios, a veces no puedo. Si queréis hacerme alguna pregunta, la manera más directa es vía twitter: @Mundo_Nomada. También podéis plantearla en nuestro Grupo de Facebook de Viajeros por Tailandia y el Sudeste Asiático

Comentarios

  1. Tuvimos la suerte de estar en allí pocos meses antes del terremoto y sentimos muy cercana la terrible tragedia. Esperamos que poco a poco cicatricen sus heridas. Por cierto, nos apuntamos el #NoteOlvidesdeNepal nos encanta! Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *