¡Viaja con nosotros a Tailandia!

Mundo nómada travel Agencia de viajes en tailandia
Pide tu presupuesto ¡Viaja con Nosotros a Tailandia!

Rafting en Tailandia: en barcas o en balsas de bambú

Articulo

Muchos viajeros que quieren añadir algo de aventura y adrenalina a su viaje, especialmente cuando están por el norte de Tailandia, deciden hacer un rafting en aguas bravas. Una actividad divertida y emocionante que permite practicar deporte y disfrutar de la naturaleza con una fuerte dosis de adrenalina. Hay opciones tanto para los novatos como para los más experimentados. Sólo hay que informarse bien y elegir el lugar más adecuado según la temporada del viaje y las condiciones del río del momento.

Otra ventaja de los deportes de río en Tailandia es la agradable temperatura del agua, que sólo de modo excepcional puede llegar a ser fría en los días nublados de invierno… E incluso entonces es mucho más cálida que en otras latitudes. O sea que olvídate de trajes de neopreno y disfruta del agua refrescante.

Hay bastantes ríos repartidos por toda la geografía tailandesa donde se puede practicar el rafting de aguas bravas. La mejor región para practicar rafting en Tailandia es el norte, ya que hay varios ríos largos que fluyen entre las montañas, entre paisajes selváticos, que permiten hacer raftings largos, en algunos casos incluso de varios días. En el centro y el sur de Tailandia, en cambio, a pesar de que hay lugares donde hacer buen rafting de aguas bravas, se trata de trechos de río más cortos que sólo permiten hacer raftings mucho más breves, de hasta tres horas como máximo.

Pero como la mayoría de viajeros no eligen su ruta de viaje en función de dónde se puede hacer rafting, sino que lo hacen desde el lugar de su ruta que más se preste a ello, a continuación os presentamos una selección de 5 de los mejores lugares para hacer rafting en Tailandia, repartidos en las cercanías de tres regiones que casi todos los viajeros a Tailandia incluyen en sus viajes: el extremo norte (Chiang Mai, etc.), el centro (Bangkok) y la principal zona costera del sur (Krabi, Phuket, etc.).

Rafting en TailandiaRio Kok en el norte de Tailandia

Mejores lugares para hacer rafting en Tailandia

NORTE

🚣 Rafting en Chiang Mai – Río Mae Taeng

El río Mae Taeng es seguramente la zona de rafting más popular de toda Tailandia, ya que reúne muy buenas características: está cerca de Chiang Mai, está rodeado de un bonito paisaje boscoso y permite hacer raftings de distintos niveles de dificultad, aptos tanto para principiantes como para veteranos. Lo más destacado del rafting en el río Mae Tang son la veintena de islotes que hay que sortear durante el recorrido.

La distancia de rafting total es de unos 10 km, y el recorrido completo, que dura unas 2 horas y media, se puede dividir en 3 etapas. La primera etapa es la más fácil, y perfecta para la aclimatación, con rápidos de nivel 2-3. La segunda es la más difícil, con un nivel de dificultad 4-5, y 8 islotes a esquivar, mientras que la tercera y última etapa es de nivel 3-4.

  • Cuándo ir: todo el año
  • Dificultad: 2-5
  • Duración: hasta 2,5 horas

En Chiang Mai nosotros solemos hacer los raftings con la empresa 8 ADVENTURES.

🚣 Rafting en Mae Hong Son – Río Pai

El trecho del río Pai que queda dentro del Parque Nacional de ‘Namtok Mae Surin’ es la zona de rafting situada más al norte del país, y tiene el aliciente de ser una región montañosa con un entorno selvático realmente bonito. Se encuentra unos 10 km al norte de la capital de provincia de Mae Hong Son, a unos 100 km de Pai y unos 225 de Chiang Mai. El río Pai ofrece opciones tanto para principiantes como expertos, y gracias a que Pai es un importante destino de turismo de aventura hay un buen número de compañías con experiencia que operan raftings.

La distancia total de rafting es de unos 50 km. Empieza en el pequeño río Huay San Nok, afluente del río Pai, que presenta algunos rápidos suaves y permite hacer una parada para visitar la catarata Susa. Al llegar al río Pai se van sucediendo hasta 15 zonas de rápidos que llegan a tener un nivel de dificultad 3-4. El más espectacular es el rápido Kaeng Pai Kit, con una fuerte corriente en un estrecho canal rodeado de acantilados. Antes de terminar hay unas aguas termales junto al río que ofrecen un relax bien merecido.

  • Cuándo ir: todo el año (mejor época: julio-noviembre)
  • Dificultad: 3-4
  • Duración: hasta 6 horas

Empezando el rafting en chiang mai

🚣 Rafting en Nan – Río Nam Wa

Una excelente opción para los más experimentados, el río Wa atraviesa el Parque Nacional de Mae Jarim, en una provincia (Nan) muy poco visitada por el turismo y cerca de la frontera laosiana. Además de la tranquilidad y los bonitos paisajes, se trata de un río largo que, con su longitud de casi 100 km, permite hacer raftings de hasta 3 días. Esta opción es la más remota que os proponemos, unos 350 km al este de Chiang Mai y 275 km al sureste de Chiang Rai, pero la incluimos ya que es sin duda una de las más interesantes.

El río Wa tiene 3 tramos diferenciados. El tramo superior del río tiene unos 35 km, y es mejor durante la época fresca (diciembre-febrero), cuando el nivel del agua baja y sobresalen algunas rocas y se producen rápidos de nivel 3-4 –e incluso alguno de 5–. La parte más emocionante de este tramo se encuentra en el último trecho, con una sucesión de 10 rápidos muy seguidos. El tramo medio del río es bueno de octubre a febrero, pero es el más difícil de todos y sólo aconsejable para los muy experimentados. En sus 50 km hay un centenar de rápidos de hasta Nivel 5, con corrientes fuertes, olas, remolinos y pequeñas cataratas. El tramo inferior del río es el más corto (unos 12 km), y normalmente se completa en unas 3 horas. Es el tramo más sencillo –inferior a nivel 3, por lo que es apto para todos los públicos–, y se puede hacer durante todo el año.

  • Cuándo ir: de mayo a febrero
  • Dificultad: 3-5 (jun-oct), 3-4 (nov-feb), 2-3 (mar-may)
  • Duración: de 3 horas a 3 días

CENTRO

🚣 Rafting en el Parque Nacional de Khao Yai – Río Sai Yai

El bonito Parque Nacional de Khao Yai se encuentra unas 3 horas al noreste de Bangkok. Si lo visitas durante la época de lluvias, además de disfrutar de sus paisajes exuberantes y su abundante vida salvaje puedes aprovechar para hacer rafting en el río Sai Yai. Y de hecho no sólo es un buen lugar donde practicar el rafting durante la época de lluvias, sino que incluso se celebra cada año un festival de rafting en aguas bravas, el ‘Kaeng Hin Phoeng White Water Festival’.

Para llegar hasta el punto de inicio del rafting hay que hacer una caminata de unos 45 minutos por un camino a través de la selva. El descenso en rafting es de unos 4,5 km, con un total de 7 rápidos de dificultad 3-4, y se completa aproximadamente en 2 horas. Los rápidos son variados entre sí y presentan distintos obstáculos en forma de rocas, remolinos, corrientes y olas. Un punto a favor de este rafting es que es ideal para combinarlo con la visita del precioso Parque Nacional donde se encuentra.

  • Cuándo ir: de junio a octubre
  • Dificultad: 3-5
  • Duración: 2 horas

SUR

🚣 Rafting en Phang Nga – Río Khlong Song Phraek

Es la zona de rafting más popular entre quienes se alojan en alguna de las dos principales poblaciones turísticas del Mar de Andamán: Phuket (a 80 km) y Krabi (a 100 km). El río Khlong Song Praek se encuentra dentro del ‘Ton Pariwat Wildlife Sanctuary’. La ruta de rafting, flanqueada por una vegetación exuberante, tiene unos 5 km de longitud y se completa en unos 45 minutos. En el punto de inicio hay una presa que permite regular el nivel de agua del río y permite que se pueda practicar rafting durante todo el año.

Este rafting es una buena opción como actividad breve para quienes se alojen en la zona de Phuket o Krabi, y es una buena excursión de un día si se combina con otras actividades por la zona. Pero al mismo tiempo es una opción para principiantes, que fácilmente defraudará a los practicantes de rafting veteranos que acudan buscando algo más serio.

  • Cuándo ir: todo el año
  • Dificultad: 2-4
  • Duración: 1 hora

Mejor época para hacer rafting en Tailandia

La mejor época para hacer rafting en Tailandia depende en gran medida del nivel de experiencia. La época de las lluvias monzónicas (en general de julio a octubre) es la única que garantiza un caudal suficiente para hacer rafting en todos los ríos. Pero al mismo tiempo hay que tener en cuenta que en esa época muchos ríos de Tailandia sufren grandes crecidas que hacen que la práctica del rafting sea más difícil (y más peligrosa). Ello es un punto a favor para los veteranos, pero hace que durante aquella época algunos tramos de río no sean aptos para novatos. Por otro lado, durante el último trecho de la época seca, especialmente en marzo y abril, muchos ríos de Tailandia tienen un caudal de agua muy bajo que no permite hacer deportes de río. A pesar de todo lo dicho, en Tailandia hay varios ríos que permiten hacer rafting durante todo el año, y que ofrecen tramos de distintos niveles de dificultad, por lo que viajando en cualquier momento del año, eligiendo el lugar idóneo y una buena agencia organizadora, nadie tiene porqué quedarse sin hacer rafting.

empezando el rafting en tailandia

Niveles de dificultad del rafting

  • Nivel 1: Fácil – Aguas rápidas con pequeñas olas y pocas obstrucciones, todas fáciles de ver y de sortear. El riesgo es muy bajo, y el auto-rescate sencillo.
  • Nivel 2: Principiante – Hay algunos rápidos sencillos, y las rutas de paso son despejadas y evidentes. Hay que maniobrar un poco, pero las rocas y olas son bastante fáciles de esquivar. El riesgo de lesión es bajo, y raramente hace falta asistencia.
  • Nivel 3: Intermedio – La dificultad aumenta con olas más altas e irregulares, rocas y pequeños remolinos. En las zonas de rápidos los pasajes son más estrechos y menos evidentes, y ya requieren experiencia en maniobrar e identificar el pasaje correcto.
  • Nivel 4: Avanzado – Rápidos largos e intensos, olas altas e irregulares, rocas peligrosas, remolinos fuertes y pasajes difíciles de determinar. Imprescindible saber maniobrar con precisión y potencia. Hace falta estudiar la ruta con antelación.
  • Nivel 5: Experto – Rápidos largos con muchas obstrucciones, caídas con olas, rocas y desniveles imposibles de evitar y pasajes muy difíciles de determinar, que en conjunto requieren gran destreza y resistencia y suponen un peligro notable. Es imprescindible preparar la ruta con antelación.

Hay que tener en cuenta que la clasificación del nivel de dificultad de los raftings no es una ciencia exacta e inamovible. La dificultad de un mismo tramo de río puede variar mucho en función de los cambios estacionales o puntuales del caudal, y además puede hacerlo de distintas maneras. Por ejemplo, en época seca el escaso caudal de un río puede hacer que el agua fluya lentamente, pero en cambio puede dejar al descubierto rocas que dificulten el paso, o arbustos que sobresalgan del agua y hagan difícil detectar la ruta de paso. Todo ello es un motivo adicional para elegir una buena agencia que conozca bien el estado del río en cada momento.

llevando la barca al río

Algunos consejos

  • Contrata tu excursión de rafting con un buen operador. El rafting es un deporte de riesgo, y por lo tanto no hay que elegir la compañía que ofrezca un precio más barato, sino la que ofrezca las máximas garantías de seguridad, con buen equipamiento y guías experimentados. Antes de elegir tómate el tiempo necesario para leer reseñas en Internet. Una buena garantía de calidad a la hora de elegir la compañía operadora es que tenga certificado oficial de operador de rafting en aguas bravas.
  • Elige un nivel de dificultad acorde a tu capacidad. Las salidas de rafting deben indicar siempre el nivel de dificultad según la clasificación internacional: desde Nivel 1 (el más fácil) hasta Nivel 5 (el más difícil). Muchas zonas de rafting ofrecen opciones de distintos niveles de dificultad, de modo que son aptas tanto para novatos como veteranos.
  • El precio suele moverse entro los 1000 y 3000 THB. Algunos de los motivos que influyen en la variabilidad del precio son el número de participantes, la calidad del operador (profesionalidad de los guías, calidad del equipamiento de rafting y del transporte hasta el punto de inicio, comida incluida, etc.), la duración y dificultad del rafting, la distancia entre el lugar de inicio y la zona de rafting, etc.
  • El equipo necesario para hacer rafting. Por una parte, el equipo que debe proporcionar el operador de la excursión, más allá del bote y las palas, debe incluir chaleco salvavidas, casco y bolsa estanca impermeable. Cada participante debe llevar ropa ligera y cómoda que pueda mojarse y crema solar para usar durante la actividad, y una toalla y ropa de recambio para después del rafting.
  • Vas a mojarte de pies a cabeza. ¡Es parte de la diversión! Pero precisamente por este motivo no hay que llevar nada encima, o sólo lo estrictamente necesario en caso de tener bolsas estancas a bordo del bote. A pesar de ello, mejor no llevar nada de nada, ya que es común que debido a la falta de práctica no se cierren bien las bolsas estancas. Y en ningún caso hay que llevar el pasaporte, dinero, gafas de sol, móvil o cámara de fotos.
  • Escucha con atención las indicaciones del guía. Antes de empezar os darán una charla explicando las instrucciones básicas del rafting, medidas de seguridad y aspectos a tener en cuenta de la ruta específica.

Rafting en balsas de bambu en el rio kok

Balsas de bambú: el otro rafting de Tailandia

En algunos lugares de Tailandia –especialmente en Chiang Mai pero también en otros lugares– es común que los trekkings se combinen con un trayecto de rafting por el río. Pero este rafting a veces no se hace en una balsa de rafting moderna, sino a bordo de una balsa de bambú, que no es más que una simple plataforma hecha de una docena de largas cañas de bambú atadas entre sí. Es una actividad divertida que ha sido adaptada para el turismo, pero que tiene un origen tradicional: antes de que las carreteras de Tailandia fuesen buenas y estuviesen asfaltadas, las balsas de bambú por el río eran uno de los principales sistemas de transporte de mercancías.

Es una actividad sin duda divertida, pero muy distinta al rafting de aguas bravas. En general los descensos en balsa de bambú suelen ser breves –de menos de una hora– y se hacen en tramos de río sencillos. Los participantes se sientan en fila y ni siquiera reman, sino que se limitan a disfrutar del paisaje y quedarse quietos, ya que las balsas de bambú son muy inestables. Un guía local va de pie detrás dirigiendo la embarcación con ayuda de una larga pértiga. ¡La línea de flotación es tan baja que llevas todo el rato el culo en remojo! A pesar de ser una actividad de bajo riesgo se recomienda llevar chaleco salvavidas, así como gorro, crema solar, bañador y una bolsa estanca para guardar los objetos que no deban mojarse.

rafting en balsas de bambu

Valora este artículo
Valora este artículo


¿Tenéis dudas? Leed esto antes de comentar:

A pesar de que intento responder todas las dudas expresadas en los comentarios, a veces no puedo. Si queréis hacerme alguna pregunta, la manera más directa es vía twitter: @Mundo_Nomada. También podéis plantearla en nuestro Grupo de Facebook de Viajeros por Tailandia y el Sudeste Asiático

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *