Tailandia destinos

Tailandia, destinos qué visitar

Aterricé en Tailandia por primera vez, mientras hacía un largo viaje por Asia, a principios del año 2010. Unos meses después me instalé a vivir en el país. Después de un tiempo como profesor de castellano, empecé a trabajar en el mundo del turismo. Hace ya unos cuantos años de eso, así que durante todo este tiempo he tenido la suerte de recorrer muchos de sus destinos, como viajero y como profesional del turismo. Documentando los viajes con mi bloc de notas, la cámara y, más recientemente, también con un dron.

Desde mi experiencia como viajero y como organizador de viajes, os traigo información de los destinos de Tailandia más populares, y apropiados para un primer viaje al país de las sonrisas, así como otros menos conocidos e ideales para quienes ya hayáis hecho una incursión anterior al país y busquéis lugares nuevos y menos conocidos. Sitios de esos en los que apenas ven a menudo extranjeros, que los hay, y bastantes.

Tailandia es un país que, menos nieve y grandes montañas, ofrece casi de todo:

Una gran ciudad: Bangkok

Aquí encontraréis una enorme y vibrante ciudad para los amantes de las grandes metrópolis que está, cada año, en el ranking de las 3 ciudades más visitadas por turistas internacionales: Bangkok. Una ciudad que, para bien o para mal, no suele dejar indiferente. Antiguos templos, modernos centros comerciales y enormes rascacielos que os darán entretenimiento para rato. Puedes tardar años en conocer bien Bangkok, pero si venís pocos días, se recomienda pasar al menos 3 noches en la ciudad.

Parques nacionales, fauna salvaje, trekkings inolvidables…

Para los amantes de la naturaleza, Tailandia tampoco decepciona puesto que cuenta con una amplia oferta de Parques Nacionales para escoger. En algunos de ellos, como en el de Doi Inthanon, podéis hacer fácilmente trekkings suaves que terminan en aldeas tribales de culturas centenarias. En otros, como en Khao Yai, podéis ir en busca de fauna salvaje o semi-salvaje, fácil de ver, como: macacos, ciervos y puercoespines o, con algo de suerte, incluso ver elefantes libres.

En la mayor parte de los parques nacionales uno puede pasar la noche en sus rudimentarios bungalows o tiendas de campaña pero muchos también pueden visitarse en un día. Como el Parque Nacional de Doi Inthanon que queda a unas dos horas de la norteña ciudad de Chiang Mai, otro de los destinos de Tailandia casi imprescindibles en todo viaje al país.

Cultura e historia

Quienes busquen un viaje más cultural e histórico, en Tailandia hay destinos Patrimonio Mundial por la UNESCO, como Ayutthaya y Sukhothai. Dos lugares mágicos y que hacen sacar humo a las cuentas de Instagram de quienes los visitan. Se trata de dos antiguas capitales de reinos que en su época fueron extraordinarios, como el Reino de Siam, cuya capital era Ayutthaya, o el Reino de Sukhothai. Ayutthaya es fácilmente visitable en una excursión de un día desde Bangkok. La actual capital de Tailandia fue la ciudad que sucedió a Ayutthaya, después de que ésta fuera arrasada por los birmanos en 1767 d.C.

Espiritualidad

Para los más espirituales e interesados en el budismo, sabed que en Tailandia hay más de 40,000 templos budistas. En algunos aceptan a extranjeros para hacer Vipasanas, estadas de varios días –normalmente mínimo 10– en los que se hace un estricto trabajo interior basado en la meditación budista.

Playa y sol

Obviamente, los viajeros en busca de playa y sol estarán bien felices en el país, ya que Tailandia cuenta con cientos de destinos de playa. Decenas de pequeños paraísos en los que uno puede pasar varios días sin mirar un reloj. Y con alojamiento para todos los bolsillos. Desde humildes cabañas o habitaciones con un ventilador en islas sin coches, hasta lujosos resorts 5 estrellas en lugares conectados con vuelos internacionales con medio mundo.

Hay lugares para todos los gustos, tanto en la costa oeste, el Mar de Andamán, donde están la mayoría de los destinos de playa –Phuket, Krabi, Koh Phi Phi, Koh Lipe, etc.–; como en la zona central, el Golfo de Tailandia –Koh Samui, Koh Phangan y Koh Tao–; o la costa este, cercana a Camboya, donde encontramos las tranquilas islas de Koh Chang, Koh Maak y Koh Kood. Koh significa isla.

Cocina y gastronomia

Y, finalmente, no puedo olvidar mencionar la deliciosa cocina tailandesa, muy famosa en gran parte del mundo, pero algo desconocida en los países hispanohablantes. Conocer el mundo de la gastronomía tailandesa es otro gran aliciente de todo viaje al país de las sonrisas.

No sé si veréis muchas sonrisas por las calles de Tailandia, pero estoy seguro que, con el tiempo, vuestras caras sí dibujarán enormes sonrisas al recordar el viaje que estáis a punto de disfrutar… En fin, lo dicho, Tailandia tiene casi de todo. Especialmente si no os gusta el frío.